Devocionales

Bahai devotional meetings

 

Parte  esencial  de  la  vida.

Orar y meditar juntos sobre principios espirituales es una parte escencial de la vida. Las reuniones devocionales estimulan nuestra conciencia espiritual generando lazos más fuertes y profundos con nuestros amigos y vecinos.

Compartiendo oraciones

El núcleo de una reunión devocional es compartir oraciones y meditaciones aunque sin ningún formato rígido o preestablecido. Las reuniones devocionales nos dan la oportunidad de aprender a crear una atmósfera espiritual y enrequecidora, es habitual la utilización de música y otras manifestaciones artísticas. La clave es ayudar a despejar nuestras mentes de las ansiedades de la vida diaria y meditar sobre propósitos más elevados.

Estas reuniones pueden tener un efecto sobre nuestras vidas ya que de ellas emerge un espiritu de amor y unidad. Dedicando un tiempo a la parte espiritual de nuestra existencia podemos ver nuestra vida diaria desde un punto de vista totalmente diferente. Aquellos retos que antes parecían insalvables pueden ser ahora afrontados con mucha facilidad y así mismo aumentará nuestra fortaleza interior y nuestra capacidad de servir a los demás.

Cualquiera puede organizar una reunión devocional

Lo más importante es que estas reuniones devocionales pueden ser organizadas por cualquier persona, bien siendo anfitrión en su propia casa, bien ayudando a otras personas a organizarlas. Las enseñanzas Bahá’is buscan capacitarnos para crear una atmósfera enriquecedora y espiritual en nuestras comunidades.

Eres bienvenido en cualquier reunión devocional Baha’i, simplemente entra, siéntate y disfruta del ambiente.

Una actitud de oranción y de reverencia es común y universal en todas las religiones y el desarrollo de nuestro ser interior es apreciado por personas de toda clase de creencias con fe o sin ella. Las reuniones devocionales están abiertas a todos.

Tal como se ha mencionado cualquier persona puede organizar una reunión devocional y aquí tienes la prueba, en este video puedes ver a Keetra, una niña de tan sólo siete años, organizar una. ( Video en inglés, pronto subtitulado. )